Pararse, coger impulso y avanzar.

De vez en cuando merece la pena pararse, ver lo que queda, lo que viene , porque lo único constante es el cambio y el camino por el que cambiemos está en nuestras manos.

 

Siempre se puede tener una nueva intención, una nueva lucha o un motivo que tiene que empezar por uno mismo para poder sacar lo mejor hacia los demás. Encontrar algún porqué en la pausa puede ser motor para arriesgarse, sentir vértigo y avanzar.

” Aquel que tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier como” F. NIETZSCHE


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s