Buscar dentro para encontrar fuera.

Este post ha sido escrito para Factoría de Talento Adecco, un programa de detección y desarrollo de jóvenes de alto potencial en el que he tenido la suerte de participar.

 

Pablo Lorenzana Vega fue uno de los seleccionados de la IV Edición de Factoría de Talento Adecco.  Es estudiante de Ingeniería Industrial, le gusta la economía, la filosofía y le enamoran las conversaciones en las que bailan las emociones. Se define como un inconformista con muchos proyectos y retos por delante, cree que tenemos el deber de vivir y de desarrollar nuestro propio potencial para sacar lo mejor de uno mismo hacia fuera.

Pablo nos cuenta en este artículo cómo fue entrar en Factoría, sus expectativas y qué le ha aportado esta experiencia.

 

ATRÉVETE A ILUSIONARTE

Cuando conocí el proyecto de Factoría, pensé que era justo lo que necesitaba, un programa que busca talento multidisciplinar y lo junta para sumar, personas muy activas y muy diferentes entre sí con muchas ideas y ganas de pasar a la acción. Tengo claro que cuando algo te ilusiona, hay que intentarlo ¡Yo quería estar ahí!

Después de los meses que duró el proceso de selección, hace aproximadamente un año, sonaba el teléfono y llegaba una noticia de las que ilusionan con aquello que está por venir ¡Había entrado en Factoría!… Ahora recuerdo esos meses con nervios, ganas e ilusión, recuerdo que la entrevista personal me llegó como regalo de cumpleaños, recuerdo que fue un desafío desde el principio y, mientras escribo estas palabras, recuerdo la emoción de atreverse.

La vida se construye con experiencias y estas llegan cuando te lanzas, cuando sientes esa mezcla de incertidumbre, miedo e ilusión, pero aun así te atreves a dar el paso.  En mi opinión, hay que ser muy curioso y nunca dejar de aprender. Hay que buscar los momentos en los que el tiempo se para o pasa muy rápido, aquello que nos mueve por dentro es lo que hará que merezca la pena el sacrificio, el trabajo duro, y será dónde podremos aportar realmente valor al mundo.

 

PERSONAS, LA IMPORTANCIA DE LAS RELACIONES SIGNIFICATIVAS

Recuerdo en la fase final, cuando me preguntaron ¿Qué te esperas de Factoría? Yo contesté, que me cambien las preguntas cuando creo tener las respuestas. ¡Vaya si me las cambiaron!

Las personas que podría conocer era lo que más expectación me creaba. Sin duda, estos meses me han confirmado que he encontrado en las personas, conocidas y las que me queda por conocer, la fortuna de esta vida. Cosas tan simples como escuchar para comprendernos, pedir ayuda o agradecer, te cambian por dentro y te hacen comprenderte mejor. Por ejemplo, darte cuenta que de vez en cuando nos viene bien encontrarnos un poco del revés, porque la tristeza o el fracaso son importantes y también nos premian.

Cuando pasa el tiempo y miras para atrás, los momentos realmente buenos siempre son compartidos, aquellos que te hacen sonreír al recordar siempre llevan a una o varias personas en esa sonrisa. Resulta que cuando me acuerdo de lo que es Factoría, de lo que ha sido y de lo que está por venir, la sonrisa no se me quita de la cara.

 

LA VIDA TE SORPRENDE

Actualmente, el progreso requiere a gente que coja las oportunidades que se le presentan, con actitud positiva, flexibilidad y capacidad de aprendizajeCuando te atreves y por el camino encuentras grandes personas con las que compartir, la vida te sorprende, te lleva a lugares nuevos y a objetivos conseguidos. Si esto se acompaña de una actitud coherente, ambiciosa y sabiendo decir no cuando toca,  puede que uno de los pocos límites sea el correr de los días.

El pertenecer a este proyecto, Factoría de Talento, me ha regalado una amplitud y profundidad de miradas que fertilizan no sólo en los meses del programa, sino también con el paso del tiempo. Por todo esto, veo los años universitarios, aunque nunca es tarde, como una perfecta oportunidad para armonizar la diversidad que hay en nosotros y encajar en aquello que el mundo necesita… tus valores, tu confianza, tu espíritu inconformista, básicamente, buscar dentro para encontrar fuera.

Por último, ¡Enhorabuena a todos los que os habéis animado a subiros al barco de Factoría de Talento, aunque no hayáis llegado hasta el final del proceso de selección, esa actitud de atreverse es la que hará que lleguen grandes cosas!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s